Entrevista: Ángel Souto – Ángel Souto Estudio Creativo

Ángel Souto nos cuenta su visión sobre la publicidad y su sitació actual en Galicia. Desde Ángel Souto Estudio Creativo llevan más de 12 años trabajando con marcas como Inditex, Sony- Ericsson, Telefónica…

Ángel Souto

Háblanos un poco sobre el estudio.

Nos hemos mudado al estudio nuevo hace año y medio, la trayectoria profesional es de casi catorce años. Después de trabajar para diferentes empresas y estudios nacionales e internacionales decidí crear mi propio estudio y de momento nos va muy bien. Los clientes están muy satisfechos y creo que ese es el mejor baremo. Ahora mismo somos cinco personas en del estudio.

Y sobre vuestros clientes.

Los clientes a lo largo de estos casi catorce años han sido muy variados, desde grandes clientes como Toyota, Inditex, Beefeater, Sony, etc.. a clientes menos conocidos pero igual de importantes para nosotros. Para nosotros no hay clientes pequeños si las ideas son buenas. Lo que más nos gusta es que cada proyecto es diferente, nos refresca creativamente y nos ayuda a conocer mejor a nuestros clientes y sus necesidades.

¿Qué intenta aportar el estudio a sus clientes?

La filosofía del estudio es aportar soluciones estratégico creativas, siempre con la máxima calidad que nos permita el presupuesto, que cumplan su función, que nos hagan sentir orgullosos a nosotros y a nuestros clientes, y que ayuden a mejorar la imagen / valor de una empresa / marca. Nos gusta aprender, empaparnos de los proyectos, progresar, esforzarnos por hacer las cosas mejor cada día y ayudar a nuestros clientes a revalorizar el valor de su marca, y por ende, crear más beneficios. Nuestras especialidades son: identidad visual, diseño web y diseño gráfico.

Si tuvierais que definiros en una frase…

Somos creativos preocupados en aportar soluciones para mejorar el valor y la imagen de las marcas / empresas de nuestros clientes.

Si tuviéramos una bola de cristal como te gustaría ver a tu estudio en unos años.

Bueno tal y como está la cosa, con verlo tal y como está ahora me daría más que por satisfecho (risas). Fuera bromas, la verdad es que nos gustaría seguir ofreciendo la máxima calidad, que el ambiente interno siga siendo tan bueno y sobre todo que los clientes sigan tan satisfechos como hasta ahora. De momento no hemos tenido que salir a buscar clientes, ellos vienen a nosotros y eso creo que señal de que estamos haciendo bien las cosas.

¿Ha cambiado mucho el tipo de cliente durante estos años?

Si, ha cambiado, pero para mejor. Parte de culpa la tiene internet y la crisis, si, la crisis. Creo que este tipo de situaciones nos hace buscar alternativas o pensar en ideas que en otro caso, a lo mejor, no se hubiesen dado, nos hace ser más avispados y a no quedarnos dormidos en los laureles.  Los clientes, gracias en parte a internet, entienden mejor los conceptos y las ideas, digamos que se ha producido un avance en la cultura del diseño. En el año 98 cuando empecé a trabajar en el mundo del diseño, la verdad es que era un calvario tratar con algún cliente. Pese a eso, que siempre me lo he tomado como un aprendizaje psicológico, he tenido bastante suerte y en la gran mayoría de los casos, me han dado carta blanca para trabajar.

¿Cómo sería vuestro cliente ideal?

Pues la verdad es que creo que ya he tenido varios clientes ideales, clientes que confían en ti al 100% y te dejan crear libremente, es un placer y una suerte para nosotros poder trabajar así. Pero lo que más nos llena y nos enorgullece, es cuando, una vez se termina el proyecto, el cliente se siente tan orgulloso de él como nosotros (o más) y encima cumple sus expectativas. Esos son los premios a los que aspiramos en cada proyecto.

¿Crees que la crisis fortalecerá el sector?

Creo que es una especie de criba, un filtro. Me recuerda un poco a la crisis de las punto com en el año 98. Lo que estamos viviendo es un caso parecido, pero a una escala muy superior. Supongo que los excesos del hombre se están empezando a pagar. Nos falta mucha conciencia social, medioambiental y ecológica. Los consumidores finales somos los que decidimos, pero creo que nos hemos vuelto realmente cómodos y pese a toda la información disponible que hay, más que en ninguna otra época, la gente no se informa ni se interesa por las cosas y espera que todo se lo den masticado. A empresas que se han “apoltronado” creyendo que no tenían porqué  sanearse, reconvertirse o reinventarse, que el ritmo de consumo nunca bajaría y que el crecimiento crecería exponencialmente hasta el infinito, la “crisis” se los ha llevado por delante. Hay que estar muy despierto, analizar cada movimiento y por qué lo haces, hacia donde te quieres dirigir y hacia dónde te diriges, porque si te duermes te lleva la corriente. Sin duda las empresas que salgan adelante y se mantengan, saldrán muy fortalecidas.

¿Crees que los empresarios gallegos ven a la publicidad como un elemento esencial para sus empresas, o sigue siendo algo secundario?

De aquí a un tiempo hemos observado que están tomando mucha conciencia de que las cosas bien hechas traen beneficios. Les interesa que les ayuden profesionales especializados en crear fórmulas de calidad, aunque la inversión sea un poco mayor. Sobre todo los jóvenes empresarios, si que parece que son más conscientes de que una inversión ha de hacerse en algo que realmente valga la pena, porque para hacer algo a medias es mejor no hacerlo, ya que, en estos casos, puede tener justo el efecto contrario al deseado. Hace más o menos un año, acudió a nosotros un cliente con una buena idea de negocio. Nosotros le propusimos una idea de estrategia de marca y de posicionamiento. El cliente optó por una mínima inversión y no contrató nuestros servicios. Al cabo de un tiempo nos pusimos en contacto con la empresa para ver que tal le había ido (nos gusta interesarnos por nuestros clientes, aunque no nos hayan contratado). Nos confesó que se arrepentía bastante de no haber contado con nosotros, ya que se encontraba con un producto que no había sido sometido a un análisis estratégico y no había sido diseñado a la medida de las necesidades reales y especificas que requerían en ese momento.

Web del estudio

 

 

Entrevista: Oscar de Castro – DeCastro Designers

DeCastro Designers acaba de abrir sus puertas en Vigo, Oscar de Castro nos cuenta un poco más sobre ellos.

DeCastro Desiners

Dos hermanos se unen para crear DeCastro Designers, ¿son buenos socios dos hermanos?

Creemos que sí, el tiempo lo dirá. Hay sus partes buenas, que creemos están por encima, muy por encima de hecho; de sus partes malas, que también las hay. Siempre hemos sido dos hermanos con inquietudes muy similares, por lo que tampoco nos hemos aventurado mucho al pensar si funcionaría o no el sistema de trabajo; simplemente hemos empezado y parece que día a día vamos disfrutando sin darle importancia a ser socios, hermanos, compañeros de trabajo o de negocio.

Contarnos vuestras magnificas trayectorias.

Hemos tenido trayectorias bastante dispares a pesar de que siempre estábamos unidos comentando lo que le pasaba a uno o lo que veía el otro. Daniel empezó desde el inicio en el diseño y Óscar cursó Publicidad y Relaciones Públicas. Al principio combinábamos ideas de un mundo con otro. Después de haber terminado los estudios, Daniel empezó con sus trabajos como freelance mientras Oscar seguía con la carrera. Ahí empezamos a ver que podría resultar interesante soñar con hacer algo algún día juntos. La experiencia laboral de Oscar en Madrid le hizo ver el negocio de la Publicidad en un primer nivel, el trabajo como copy no resultó ser como imaginaba, lo que le llevó a estudiar Diseño Gráfico en Londres y Barcelona, y formarse en sitios tan prestigiosos como la Central Saint Martins, o trabajando con Carlos Rolando, Premio Nacional de Diseño en 2005. Después de su experiencia en Cataluña decidió moverse hasta Amsterdam donde encontró su sitio en un estudio cosmopolita al mismo tiempo que tradicional centrado en el Dutch Design, dónde disfrutó y aprendió de la profesión como para sentirse con ganas de empezar un proyecto más humilde rodeado de lo que había añorado en diez años de formación fuera de su ciudad natal.

Daniel estudió en la EAPP de A Coruña, donde combinó sus estudios con la apertura de su primera oficina de diseño en 2002. Su trabajo empezó lo empezó a desarrollar para clientes muy cercanos; poco a poco fue ganando la confianza gracias a su portafolio, lo que le llevó a realizar proyectos con clientes más importantes para toda Galicia, trabajando para el Concello de Vigo, Frutas Nieves o la Fundación Seoane en A Coruña, entre otros.

¿Qué esperáis de este nuevo proyecto?

Esperamos ir día a día, paso a paso, pudiendo disfrutar de los momentos más interesantes que nos pueda dar esta profesión. Creemos que diseñar o trabajar en el mundo de la publicidad puede resultar muy satisfactorio.

Nuevo proyecto en un momento de crisis ¿miedo o ilusión?

Imaginamos que el miedo es parte presente a diario del ser humano, por lo tanto ilusión. Está claro que no es el momento más fácil para nada, pero no nos libraríamos de esa sensación si fuésemos profesionales de otro tipo, estudiantes, desempleados o prejubilados. No consideraría justo sentir miedo cuando estás empezando algo que pude acompañarte en alegría y pena, y esperemos sea parte de la vida durante mucho tiempo.

¿Cómo veis el sector publicitario en Galicia?

Creemos que se hacen cosas muy interesantes desde aquí. Gracias a la exposición «Zocas Novas» que organizamos con Creatividade Galega, pudimos conocer mucho más a fondo el trabajo de las agencias y estudios que participaron. Vimos muy buena respuesta en general con ideas creativas sobre la zoca, y también pudimos comprobar los buenos trabajos que hace la gente de Avendaño, Verve, Quattro, y muchos más.

¿Para qué marcas habéis trabajado?

En nuestra experiencia trabajando en otras agencias o estudios hemos realizado proyectos para Nike, F.C. Barcelona, Mercedes, Yoigo, Modefabriek, Rituals, Museo de Historia de Amsterdam, Tommy Hilfiger, Vicelona o Javier de las Muelas; desde el estudio para Absolut, Do Rego and Novoa, Makarthy, Naffta o Mykea entre otros.

Y los trabajos que mayor cariño les tenéis.

Cada trabajo realizado que es algo importante para el estudio tiene un sentimiento especial. Es muy importante para nosotros la confianza que nos deposita el cliente cuando nos escoge para que le demos identidad a su negocio o a su marca. Quizá tenemos especial aprecio al trabajo que estamos haciendo para Do Rego & Novoa. Cuando nos sentamos con ellos por primera vez vimos la necesidad de crear una marca apoyada en unos valores de fácil identificación para su público objetivo. Poco a poco vamos trabajando en los puntos de venta, la comunicación web, el desarrollo de diseños en las prendas, el material de promoción y comunicación… a través de una estrategia clara y definida y sobre todo adaptable a la multitud de necesidades que le surgen a una marca que está en crecimiento. También fue especialmente satisfactorio recibir la invitación de Absolut para participar en una campaña de comunicación de su blog de tendencias Absolut Network a través de la realización de varios banners que compartimos con otros artistas y diseñadores a nivel nacional. Ya habíamos realizado bastantes trabajos para marcas tan admiradas como Nike o F.C. Barcelona, pero Absolut para nosotros siempre ha sido algo especial, y poder formar parte de una de sus iniciativas fue muy gratificante.

Vuestra vinculación con Creatividade Galega es patente, ¿creéis en la unión del sector?

Nos gusta mucho el trabajo que lleva haciendo desde hace cinco años Creatividade Galega y siempre estaremos dispuestos a aportar lo que podamos para la Asociación, y como consecuencia, a la difusión y el apoyo a la publicidad y el diseño en Galicia. Creemos en el trabajo en equipo, lo mismo si es dentro de una sola empresa o dentro de varias empresas. La unión del sector nos parece muy interesante; si ahora nos encargan un gran proyecto, contamos con amigos dentro de la Asociación que nos podrían ayudar en aquellos campos que no estamos tan especializados; estoy seguro que ellos estarían contentos de trabajar también en equipo y el resultado del proyecto sería mucho más rico. Cuando organizamos el evento de Zocas Novas probamos ésta manera de trabajar; entre Quattro IDCP, B2014, Román Romeral y Chechu Pérez, además de algunos voluntarios, pudimos organizar una exposición itinerante en Madrid, Barcelona, Vigo, Pontevedra y A Coruña; en el que participaron más de sesenta agencias de publicidad y estudios de diseño, el Colegio de Arquitectos de Vigo o la Asociación de Artesanía Galega entre otros; teniendo una gran repercusión mediática y un número muy aceptable de visitantes. Si no hubiésemos unido nuestros perfiles no habría sido posible realizar este evento que nos dio más de una alegría.

¿Le falta algo al sector gallego para ser más competitivo?

No consideramos inferior al profesional que forma las empresas del sector en Galicia; hay empresas de Barcelona que imprimen aquí, ilustradores que ponen su sello en vinos que se venden en todo el mundo o diseñadores que visten a gente también en cualquier esquina del planeta. Consideramos que el sector gallego está más preparado de lo que la gente cree; pero quizá eso esté reñido con nuestro carácter.

Lo que sí que hemos visto es que en países como Holanda el apoyo de las instituciones ha hecho que se trabaje de una manera diferente que como lo hacemos aquí. Los presupuestos son más altos y los estudios o agencias pueden tener a más gente especializada en plantilla y a menos «hombres orquestas» en sus equipos. Al final eso siempre resulta más productivo, y puede resultar en proyectos más interesantes.

Entrevista Arista – Imaxe

La agencia de publicidad Arista, con sedes en San Sebastián, Bilbao, Madrid, Barcelona y Miami incorpora en su estructura a Imaxe. Con esta combinación nace el principal grupo publicitario de capital nacional.

Enrique Astier, presidente de Arista, y Luis de Soto, consejero delegado de ImaxeArista, afrontan esta nueva etapa con ilusión.

Agencia Publicidad Imaxe Arista

 ¿Qué nace con ImaxeArista?

Esta agencia surge de la vinculación de Imaxe, una de las mejores agencias de Galicia con una trayectoria de más de 35 años y una amplia experiencia en el sector, con Arista, una agencia con ADN digital nacida en 1996 y que ha sido la empresa publicitaria que más ha crecido en nuestro país hasta convertirse en la principal agencia de capital nacional.

La experiencia de ambas empresas nos permite hablar del nacimiento de un nuevo concepto de agencia en Galicia. Una agencia integrada en la que hay especialistas en diferentes áreas (publicidad, internet, medios, relaciones públicas…) que trabajan conjuntamente para dar solución a las necesidades de los clientes. Una empresa en la que no existen divisiones entre las partes convencional y digital, adecuándonos a las actuales demandas del mercado.

¿Por qué esta iniciativa?

Las dos empresas salen ganando con esta fusión, ya que Arista se beneficia del knowhow en publicidad tradicional y gestión de medios de Imaxe, mientras que Imaxe incrementa su competitividad en el ámbito digital y pasa a formar parte de un grupo con presencia en España y Estados Unidos.

A esto debemos añadir una gran sintonía personal y profesional entre nosotros. Los dos tenemos inquietudes comunes y compartimos una misma forma de ver el sector y la organización de la agencia. Apostamos por la integración de los equipos digitales y convencionales en un mismo proyecto, y estamos convencidos de que la cooperación entre todos los profesionales que trabajan en la agencia nos va a permitir mejorar en creatividad, eficacia y competitividad.

¿Qué ganan y qué pierden ambas?

Aquí nadie gana ni pierde nada. Se trata de aunar esfuerzos para salir fortalecidos. Imaxe ha aportado a Arista cosas que no tenía en sus oficinas de Madrid, Barcelona, País Vasco y Miami. A su vez, Arista ha aportado otras a Imaxe.

Hoy son una sola cosa, pues la filosofía de trabajo es la de una estructura líquida entre oficinas en la que, al igual que hablamos con las diferentes disciplinas, los profesionales de distintas oficinas e intregran para trabajan en proyectos comunes. De esta forma, hay profesionales de la oficina de A Coruña trabajando en proyectos de Madrid o Barcelona, por ejemplo, y, al revés, profesionales de estas oficinas se incorporan a proyectos concretos del mercado gallego.

¿Y los clientes?

Los clientes han acogido muy bien esta integración. Ellos son los principales beneficiarios. Siguen teniendo todo lo que ya les aportaba Imaxe, que era mucho, y además suman aquello que les puede ofrecer ImaxeArista, enmarcada en una compañía mucho más grande, con más profesionales, más oficinas, más disciplinas y, sobre todo, más talento a su servicio.

¿Cuál va a ser la cultura de empresa de ImaxeArista?

Integración, creatividad, servicio, personas, esrategia, tecnología… son las palabras claves de nuestro día a día. Creemos en la integración de disciplinas, creemos en la creatividad eficaz, creeemos en la solidez estratégica, creemos en la relevancia de la tecnología en la comunicación y creemos, sobre todo, en las personas como centro de la razón e ser de esta compañía.

Junto a estos valores, queremos incluir también la competitividad y las ansias de mejora, cualidades necesarias para triunfar en un mercado que cambia cuyas exigencias son mayores cada día.

¿Y su ambición o metas?

Consolidar ImaxeArista como la mejor agencia de Galicia.

¿Con ImaxeArista qué referencia nace para el sector?

Una nueva estructura empresarial adecuada a los tiempos que corren, en los que debemos superar la diferencia existente entre lo convencional y lo digital.

¿Y para los anunciantes?

La mayor y mejor agencia integrada. Algo necesario para ellos, cuyos presupuestos actuales están fragmentados entre estrategia, creatividad, medios y digital. El hecho de reunir todas estas disciplinas dentro de una misma estructura, les permitirá rentabilizar sus acciones y ganar en coherencia, puesto que su comunicación responderá a una estrategia unificada.

Entrevista: Elisardo de la Cruz – Empatía

En 2008 nace en A Coruña Empatía Comunicación de la mano de Elisardo de la Cruz y Pablo Cacheiro, hoy Elisardo nos abre las puertas de la agencia.

Elisardo de la Cruz  Empatía Comunicación

¿Cómo surge Empatía?

Empatía surge tras una crisis personal y al comienzo de una crisis mundial, en 2008. Tras nueve años en Madrid, queriendo regresar a Galicia, y también tras mi experiencia en tres de las principales agencias gallegas, me dí cuenta de que si realmente creía que era capaz de hacer publicidad de una manera propia, debía intentarlo al menos una vez. Podría decirte que estudié el mercado y que entendía que la atención al cliente podría ser nuestro nicho de mercado, pero mentiría. Empatía se llama Empatía porque es la única manera de hacer publicidad que sé, la que parte de hacer un esfuerzo por ponerse en el lugar del otro, para entenderlo mejor, e intentar ayudarle a conseguir sus objetivos. Empezando prioritariamente por los clientes, pero extendiéndolo a los compañeros y a los proveedores. No es una estrategia, es una forma de ser, no tiene mucho mérito, el mérito (si lo hay) está en el esfuerzo y en el trabajo, y sobre todo en algo tan simple y tan complicado como ser honesto con uno mismo, y no implicarse en nada que no sepas que vas a poder hacer bien.

Dos perfiles diferentes pero con una visión común.

Me temo que ni eso, Pablo Cacheiro era simplemente la única persona en el mundo con el que podía meterme en este “fregao”. Empatía empezó de cero, no había dinero para montar una estructura de comienzo. Pero Pablo reunía todas las condiciones para formar la unidad mínima de trabajo posible. Resumiendo, él era el departamento de Arte, y de producción. Yo era Cuentas y Copy. Pero lo fundamental es que yo sabía de sus capacidades, y el de las mías y ambos somos fundamentalmente honestos con nuestro trabajo. Tenemos claro lo que podemos hacer bien y lo que no, por lo que era cuestión de trabajo y un poco de suerte.

 ¿Cómo definiríais el equipo de Empatía?

Son muy buenos, en ambos sentidos de la palabra. Porque no puede ser de otra manera, en una empresa que empieza y compite con un mercado tan saturado, hay que ser muy bueno, y para trabajar en Empatía hay que ser muy empático personalmente. Hay que intentar ponerse en el lugar del cliente y del compañero, para poder ayudarle. Por mi parte intento todos los días que la gente que trabaja en Empatía sea feliz trabajando. Tanto Pablo como yo sabemos lo que es trabajar bajo presión, mal pagado y sin reconocimiento. En Empatía hay presión y pocos recursos, pero la diferencia con otras empresas es que en Empatía la presión se intenta enviar hacia la parte superior de la estructura y los recursos no en la misma medida, y los éxitos son realmente de todos y compartidos por todos, porque es rara la campaña en la que nadie aporta, aunque sea aprobando lo que presenta su compañero.

¿Cuál es el trabajo del que más orgullosos os sentís?

Creo que está por llegar, pero de lo realizado hasta ahora, creemos que el spot de la promo del Toyota Auris para La Voz de Galicia (realizada usando stop motion) y en la que contamos con la colaboración de auténticos genios de esta técnica, nos permitió hacer algo original y notorio con muy pocos recursos.

¿Qué objetivos tiene  la agencia a corto y medio plazo?

Seguir así. Prácticamente hemos duplicado plantilla y facturación cada año desde nuestro nacimiento, creo que no muchas agencias de España pueden decir lo mismo. A medio plazo, nuestro objetivo es no crecer más de lo que podamos asumir, que nuestro servicio al cliente sea el mismo que es hoy.

¿Cómo veis el sector publicitario gallego?

Complicado, la crisis ha incrementado el intrusismo y que casi todo el mundo sepa hacer de todo, por lo que acaba haciendo casi todo mal. No es un buen momento para pedir a nadie que aprenda a decir no, pero les consuelo diciendo que se puede levantar una empresa desde cero en plena crisis haciendo sólo lo que sabes hacer bien. En ese sentido, iniciativas como Creatividade Galega, de la que somos orgullosos miembros, intentan poner en valor la creatividad generada en Galicia y dignificar nuestra profesión.

¿Falta especialización o buenos profesionales en Galicia?

Tal como está enunciada, la pregunta es un poco trampa. La respuesta es sí, pero estamos trabajando para que eso no ocurra. Por un lado, es lógico que los jóvenes que quieren trabajar en publicidad emigren en un número importante a Madrid o Barcelona, porque allí hay más oportunidades, allí ocurren la mayoría de las grandes campañas, los grandes presupuestos…, tampoco es raro que los que valen se queden, por lo que hay mucho gallego en Madrid y Barcelona (en mis años allí conocí a unos cuantos). Hoy en día las cosas empiezan a cambiar un poco, las escuelas y ciclos formativos van mejorando poco a poco, la Universidad de Vigo va mejorando también (pido por favor a quien competa que se empiece a enseñar Ilustrator e Indesign como programas de diseño y se abandone el Corel de una vez, pues los chavales han de formarse luego y pierden un tiempo precioso), y al mismo tiempo el cliente grande empieza a escucharnos un poco más y se va dando cuenta de que no siempre lo de fuera es mejor.

¿Cómo creéis que ha cambiado la visión del empresario gallego frente a la publicidad ante la crisis?

Ups…ha cambiado? Yo creo que el cliente que cree en la publicidad y confía en su agencia lo sigue haciendo, que los presupuestos disminuyen proporcionalmente a las posibilidades de los por desgracia escasos  departamentos de márketing de las empresas gallegas. Otra cosa es que quien toma las decisiones a la hora de invertir en comunicación realmente sepa y se deje asesorar (conforme más se sabe de algo más suele gustar, o quizá mejor enunciado, si no se sabe de algo, es mucho más complicado que te guste).

Muchos jóvenes recién licenciados están buscando su oportunidad de entrar en el mercado laboral en un contexto complicado, ¿qué recomendación les haríais?

info@empatiacomunicacion.com es la mejor recomendación que les puedo hacer. Siempre estamos viendo gente, echamos un ojo al book o simplemente charlamos y les intentamos orientar, al fin y al cabo, a nosotros nos hubiera gustado que alguien nos dedicase aunque fuera dos minutos cuando nadie te escucha, eso, al fin y al cabo, también es Empatía.

Entrevista: Pablo Dávila – Diseñador Gráfico Cine

Hoy hablamos con Pablo Dávila, un diseñador especializado en el mundo del cine, que nos cuenta los secretos para vender una película.

Pablo Dávila

Cuéntanos cuál es tu especialidad.

La explicación sencilla es que soy un diseñador gráfico especializado en cine, pero en realidad la cosa va un poco más allá: me dedico a la promoción de obras y entidades audiovisuales, lo cual incluye consultoría de marketing cinematográfico, gestión cultural, redacción de textos y, en la mayoría de los casos, diseño gráfico.

Concretando, mis encargos se mueven dentro de un abanico amplio, siempre ligado al mundo del cine. Algunos ejemplos: dirección de arte de una campaña de estreno en salas españolas (cuyo elemento fundamental es el cartel); creación de materiales de promoción para mercados internacionales (folletos, catálogos, comunicados), elaboración de un dosier con el que buscar financiación para un nuevo proyecto; decoración de un estand institucional en una feria audiovisual; o una consultoría para analizar el enfoque de venta de una película.

Últimamente estoy metiendo cabeza en el terreno del video, he hecho mis primeros títulos de crédito. Y me encantaría hacer atrezo para cine…

¿Cómo llegaste a ese mundo profesional tan específico?

Por la puerta de atrás. Mi carrera profesional siempre ha estado vinculada al cine, pero empecé en facetas más relacionadas con la gestión y la venta que con la creatividad; hice ventas internacionales unos años y he trabajado en el departamento de marketing y comunicación de varias productoras. Como tenía nociones de diseño (estudié Gráfica Publicitaria además de Comunicación Audiovisual), poco a poco me fui encargando de la supervisión y elaboración de los materiales de promoción. Y me especialicé tanto que decidí dar el salto y ponerme por mi cuenta, hace ya cinco años.

Es decir, que conociendo el “campo de batalla”, aprendí a fabricar las “armas”. Eso me ha dado una perspectiva amplia del sector y muchos contactos (es una industria bastante endogámica, para bien o para mal).

Pablo Dávila

¿Cómo se vende una película? ¿Cuál es el secreto?

Buena pregunta… Los americanos se dedican a monitorizar las campañas de lanzamiento para extraer conclusiones objetivas, pero siempre hay factores aleatorios, especialmente en el cine independiente (y sobre todo el patrio).

Una película tiene muchos ámbitos de venta: hay que convencer a instituciones e inversores para que la financien, involucrar al equipo técnico y artístico, hacer una buena estrategia de ventas internacionales, despertar el interés de la prensa local… Y en última instancia impulsar al espectador a que vaya a verla. Mi labor consiste en construir un mensaje concreto que ayude en cada una de estas fases, algo que va más allá de una mera síntesis de la trama.

A la hora de armar un dosier de desarrollo, es importante transmitir sensaciones y destacar calidades. Se suele operar con imágenes muy conceptuales. Hay que moverse en un terreno ambiguo: dar una idea clara de la historia y la magnitud del proyecto, pero sin anclar la imagen de la película en nada demasiado específico a nivel gráfico. Se tira mucho de ilustraciones o fotomontajes.

En un cartel para estreno hay determinados códigos que se usan para llamar la atención. El reparto o el género (terror, comedia, etc.) son fundamentales si nos dirigimos a público juvenil, pero en el cine de autor los laureles y el aire cultural son mucho más competitivos. Creo que lo más importante es trazar bien el posicionamiento de la película, establecer un público objetivo claro, destacar lo bueno y ocultar lo malo. Crear un mensaje bien estructurado. De ahí emana el concepto gráfico, que es solamente la consecuencia –casi natural– de todo ese trabajo previo.

Pero lo que vale para el mercado local pierde vigencia en internacional. Gran parte de mi trabajo consiste en hacer carteles internacionales, en los que hay que destacar mucho más los aspectos universales de las películas: el género, la calidad de producción, etc. Un caso muy claro son las películas con reparto televisivo (como Mentiras y Gordas, de Albacete y Menkes, cuyo título internacional es Sex, party and lies, y cuyo cartel hubo que reformular para ilustrar tan variados conceptos…). En internacional hay que ir al grano, y los tópicos ayudan.

Ahora bien, por suerte o por desgracia, en esto del cine no hay fórmulas mágicas. La gráfica de una película es una invitación a entrar, pero lo fundamental es lo que hay dentro (y el presupuesto de promoción, claro).

¿Cómo es el proceso desde que te encargan el trabajo hasta que lo entregas?

Depende mucho de cada caso. Para el lanzamiento en salas, que es lo que más tiempo lleva, suelo entrar cuando la película está en postproducción. O bien veo un primer montaje o leo el guión. Lo primero es establecer el posicionamiento, me esfuerzo mucho por analizar el enfoque de venta de la película, eso me facilita mucho la toma de decisiones.

Me suelen pasar toda la foto fija de la película, que es un factor muy importante para saber con qué ingredientes podré contar. A veces ves clarísima la foto que te va a dar la base del cartel, otras veces no hay ninguna y tienes que echarle imaginación. Lo ideal es recibir el encargo en la fase de preproducción, porque así se puede influir en la foto fija, encargar una sesión de posados durante el rodaje, etc.

Antes de hacer bocetos hay una fase importante de investigación: referencias de otras películas, texturas, tipografías… Se nos acusa a menudo de usar lugares comunes en el diseño de carteles, pero es que hay códigos que acompañan el mensaje al dedillo. El thriller es oscuro y la comedia clara. En películas de época, por ejemplo, hay referencias temporales que son cruciales. Al fin y al cabo estamos al servicio de la película, solo hay que ser original si queremos que la película lo parezca.

Con toda esta preparación suelo presentar un mínimo de dos opciones. A partir de ahí empieza un pinpón de comentarios y retoques hasta que se termina de afinar. A veces decide solo marketing, pero depende mucho del caso, hay directores que se involucran mucho en la campaña de lanzamiento.

¿Todas las películas se venden igual?

En absoluto. Hay modelos de distribución que se repiten, pero cada película es un mundo (y para mí eso es lo bonito de este oficio). Siempre tratamos de estrechar el círculo todo lo posible, pero como digo, no hay dos casos iguales (al menos en mi experiencia).

No es igual una película chilena que gana un premio en Sundance, que la nueva comedia con Hugo Silva. Ambas son películas, pero son productos completamente distintos, dirigidos a personas completamente diferentes.

Pablo Dávila

¿Qué elementos son los más importantes a la hora de promocionar una película?

Reparto, premios, calidad de producción… y la historia, claro. Lo fundamental es adelantarse a lo que el espectador pueda pensar, poner en su cabeza una idea lo más parecida posible a lo que desearía ver.

En una campaña lo fundamental es la sinergia entre todas las partes de la promoción: si el cartel no transmite lo mismo que el trailer o el reparto da una visión diferente de la película en las entrevistas, el mensaje pierde fuerza.

¿Con cuanto tiempo se empieza a trabajar en el material promoción de una película?

Pueden ser meses o semanas. En algunos casos se empieza con un blog de rodaje, presencia en redes sociales, etc. Pero la carrera final de lanzamiento suele cubrir unos tres meses (con suerte, más; habitualmente, menos). Muchas veces hay que apagar fuegos…

En internacional suele estar más planificado porque hay una serie de hitos a lo largo del año que marcan el ritmo: Berlín (febrero), Cannes (mayo), Toronto (septiembre), American Film Market (noviembre). Es importante ilustrar la evolución de la película, con lo cual hay que manejar varios materiales que van enriqueciéndose a medida que la película cubre las fases de producción.

Algunos títulos que hayan pasado por tus manos.

Sin duda uno de los que más me ha gustado es El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, que ganó el Oscar a mejor película de habla no inglesa. Fue interesante rediseñar la gráfica de Tetro, de Francis Ford Coppola, aunque no tuve mucha libertad…

Me divirtió mucho trabajar en El diario de Carlota, de José Manuel Carrasco, una película para adolescentes en cuya campaña tuve la inestimable ayuda de mi hermana Candela, de 14 años.

Aunque no soy gallego, he tenido mucha vinculación con el audiovisual de Galicia. He trabajado en Agallas (Samuel Martín y Andrés Luque), De Profundis (Miguelanxo Prado y Nani García), y estoy terminando estos días la gráfica de Vilamor, de Ignacio Vilar, que cuenta las peripecias de una comuna hippie en las montañas del Caurel.

Trabajo mucho con el Consorcio Audiovisual de Galicia, para quien he diseñado una «línea» de publicaciones para promoción internacional (Films from Galicia, Shorts from Galicia, Galica – ways to film).

Lo último que he hecho es el cartel internacional de Silencio en la nieve, de Gerardo Herrero, en el que había que combinar el suspense con el género bélico y destacar la factura de producción (el cartel español ponía todo el peso en el reparto).

www.pablodavila.com

http://www.impawards.com/designers/pablo_davila.html

Entrevista: Paulo Sousa – Avante

Avante Marketing & Media acaba de nombrar a Paulo Sousa director de su sede portuguesa en Oporto. Con más de una década de experiencia en el sector, ha desarrollado su labor profesional en el mayor grupo de comunicación del Norte de Portugal, Controlinveste / Global Noticias Publicações S.A., editora, entre otros, de los diarios Jornal de Noticias, Diário de Noticias, O Jogo, las revistas Evasões y Volta ao Mundo o la emisora de radio TSF. Ha desempeñado diversas funciones en los departamentos de Marketing y Distribución del grupo y ha sido responsable de equipos comerciales de Jornal de Noticias y los soportes online de la corporación.

Avante Marketing & Media

¿Cómo es el panorama publicitario actual en Portugal?

El sector de los medios en general está cambiando. La prensa está en proceso de reestructuración, papel y online están caminando hacia un conjunto integrado. Todos los medios impresos están reforzando su vertiente online, y cada vez son más los anunciantes que están interesados en las redes sociales por su notoriedad y opciones de segmentación. Además estamos en pleno apagón analógico, con todas las consecuencias que este cambio producirá en el consumo televisivo y en el reparto de audiencias.

Y en medio de este proceso de cambio, ¿cual es el medio más atractivo para marcas y anunciantes gallegos?

Como siempre, depende del briefing (público objetivo, posicionamiento, objetivos, etc), pero a nivel global, el mayor referente es la televisión. Es el medio que congrega mayores audiencias, seguido de la prensa, exterior, radio, internet y cine. Ahora llega un momento clave, con la entrada de la TDT en Portugal, que se completará en 3 meses. La oferta de canales TDT en abierto será menor que en España, pero no hay duda de que la audiencia de los 4 canales generalistas bajará. Igual que pasó en España hace dos años.

En todo caso, salvo que el anunciante busque cobertura en todo Portugal, la televisión no es el medio más recomendable, ya que no existen desconexiones regionales o locales, salvo excepciones como Porto Canal, que puede ser un buen soporte táctico para campañas en Oporto.

Además, en este sentido es inminente un cambio en el papel de la RTP (televisión pública de Portugal), ya que todo indica que uno de los canales públicos dejará de emitir publicidad en breve y otro podría ser privatizado a finales de año.

¿Qué le aportará al anunciante gallego la apertura de Avante en Portugal?

Con nuestra oficina en Oporto reforzamos el servicio a los anunciantes gallegos que quieren vender sus productos en el país vecino y fortalecer sus marcas. Estando aquí aportamos más valor: Nuestros clientes gallegos seguirán atendidos como hasta ahora por mis compañeros de Galicia (Juan Manuel Muñoz y el resto del equipo); pero con las ventajas de nuestra presencia allí: planteamientos más ricos, estrategias mejor fundamentadas, alertas de oportunidades, mejor compra de espacios,…

¿Qué tipo de servicios presta Avante a ambos lados de la frontera?

Son exactamente los mismos. En esencia, ayudamos a los anunciantes y a sus agencias a optimizar su inversión en medios, a conseguir que sus anuncios sirvan para vender más, a conseguir sus objetivos de comunicación, a que la inversión en publicidad sea rentable. La única diferencia es que si las campañas se desarrollan en Portugal, ahora lo haremos mejor. Las vamos a preparar y las vamos a ejecutar allí, sobre el terreno. Y todo sin cambiar de agencia de medios, con la misma forma de trabajar que tenemos aquí.

¿Pasar de un medio a una agencia ha supuesto un gran cambio para ti?

El cambio es radical, pero quizá por el tipo de servicio y la filosofía de Avante. Sigo hablando con anunciantes y agencias, pero ahora asesoro de manera mucho más profunda. También me implico más con cada cliente y campaña. Necesito más inputs, más investigación, las propuestas son más complejas,… y sobre todo, lo que más me gusta, la relación es más estrecha y continua. Y me permite viajar más a Vigo, a Coruña, a Santiago,… ciudades que me gustan mucho.!!