Torres y Carrera presenta los resultados del «Proyecto Culebras», el experimento sobre la vida orgánica de las fake

Un relato conectado a noticias verdaderas y una segmentación basada en intereses comunes favorece la propagación de los bulos. Esta es una de las principales conclusiones del experimento realizado por la consultora Torres y Carrera, en colaboración con la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, que durante el pasado mes de agosto creó, dinamizó y rastreó cuatro noticias falsas. El objeto de este experimento social -que sigue en desarrollo- es analizar desde dentro el comportamiento de los bulos y determinar las claves que favorecen la proliferación de las noticias falsas.

En este trabajo se analizan las múltiples causas que favorecen el fenómeno de las fake news en el que factores como las redes sociales, el Big Data y la comunicación política juegan un papel fundamental. Así, la investigación también constató que las fake news adquieren mayor recorrido cuando dan el salto desde las redes sociales a sistemas de mensajería como Whatsapp o Telegram puesto se esconden a cualquier rastreo y amplifican el radio de acción.

Bulos veniales

El acercamiento al universo Fake se hizo con la mayor responsabilidad posible y siempre bajo control. “Esto es, había que gestionar mentiras, pero -en la medida de lo posible- evitar que éstas añadieran más polémica y ansiedad social a las que ya acompañan a este complejo 2020” explica Xurxo Torres, director general de Torres y Carrera y coordinador del Proyecto Culebras, así denominado en alusión a la expresión acuñada por los periodistas del S.XIX para referirse a las historias inverosímiles que se propagaban durante el periodo estival.

Tal y como explica Cristóbal Fernández, vicedecano de Estudiantes y Comunicación de la Universidad Complutense, “se trata de una iniciativa pionera en el sector, y una nueva aportación de interés a través de un trabajo experimental para constatar el funcionamiento de los mecanismos que favorecen el desarrollo de noticias falsas en la red”.

Para ello, se establecieron cuatro bulo-relatos con diferentes nodos de interés:

  • Una actriz española, protagonista de Spider-Man 3
  • El chimpancé que juega al Fortnite
  • El reggaetón encumbra al español como idioma musical
  • Un proyecto para leer la mente de los trabajadores

Cada uno de ellos presentaba estrategias diferenciadas: unos contaban con influencers, otros con campañas de pago, otros iban muy referenciados científicamente… Cuatro mentiras, cuatro senderos diferentes y unas conclusiones comunes que conforman una guía práctica para segregar las noticias falsas de la información real y veraz.

“La actividad generada en los cuatro casos desarrollados ha demostrado que es factible llegar a generar conversación en torno a una noticia falsa en redes sociales, tanto con contenidos puramente orgánicos como con publicaciones impulsadas con influenciadores y/o publicidad pagada”. según señala el profesor Angel L. Rubio del Departamento de Periodismo y Comunicación Global de la Universidad Complutense de Madrid.

Utilizando perfiles de apenas 1.000 seguidores (981 de media) y un promedio de 30 publicaciones, se observa una multiplicación de impresiones con tasas de interacción superiores al 0,5%, cifra que en Twitter se estima como una buena tasa de ER.

Llamada a la corresponsabilidad

“Los casos estudiados en el Proyecto Culebras ponen de manifiesto que la corresponsabilidad en la difusión de un bulo atañe fundamentalmente a cuatro actores: a los ciudadanos como individuos que consumen, generan y distribuyen información, a las grandes empresas tecnológicas que se han convertido en verdaderos amplificadores, a los medios de comunicación tradicionales y a los gobiernos. Y todas esas partes implicadas deben dar respuestas para contener y evitar la propagación de mentiras”, concluye David Álvarez, profesor del departamento de Periodismo y Nuevos Medios de la Universidad Complutense de Madrid.

El informe completo, titulado “La génesis de la posverdad” se puede descargar en la web de Torres y Carrera y de la Universidad Complutense de Madrid.

Markea organiza un nuevo afterwork at home con Xurxo Torres

El director general de Torres y Carrera, Xurxo Torres, será el encargado del nuevo afterwork at home que se celebrará el próximo miércoles 16 de septiembre bajo el título «Una verdad inkómoda».

Una cita en la que se abordarán las dos realidades a las que se enfrenta el sector de la comunicación. La sociedad demanda la verdad de las cosas y, al mismo tiempo, amplifica bulos que están más próximos a su comodidad ideológica que a la realidad.

El evento organizado por Markea, Creatividade Galega, el Círculo de Empresarios de Galicia, Dircom Galicia, el Clúster de la Comunicación de Galicia y Dinahosting tendrá lugar a partir de las 19,30 a través de la siguiente sala online

afterwork16092020

Torres y Carrera cumple 15 años

Paula_Carrera_presidenta_Torres

Paula Carrera, presidenta de Torres y Carrera

Paula Carrera y Xurxo Torres fundaron Torres y Carrera hace quince años en el salón de su casa. Tres lustros más tarde, la compañía tiene unas ventas de 2,3 M€ (a cierre del ejercicio 2017) y cuenta con un equipo de 35 profesionales. La consultora está presente en siete países a través del Grupo COMbyCOM, cuya creación promovió hace dos años y es una de las firmas españolas más reputadas del sector, con más de 30 reconocimientos nacionales e internacionales en su haber.

Evolución profesional y empresarial

Inicialmente, la compañía se creó con vocación local con la intención de aplicar en el mercado gallego las mejores técnicas de comunicación y relaciones públicas existentes en 2003. Cinco años más tarde, la evolución del negocio propició la apertura de la oficina de Madrid (2008) y con ella la entrada en el mercado nacional. En la actualidad, Torres y Carrera tiene su sede social en Madrid y cuenta con oficinas en Barcelona, Valencia y Vigo. “El crecimiento territorial no es más que un reflejo de la evolución que hemos experimentado en el plano profesional, combinamos la práctica generalista del negocio con un conocimiento especializado en áreas como alimentación, salud, industria, turismo o movilidad” explica Nieves Barousse, directora de la oficina de Madrid.

Proyección iberoamericana

En 2016, Torres y Carrera promovió la creación de COMbyCOM junto con Ecovigo Publicidad, Evidentia Marketing y la firma lusa de relaciones públicas Guess What. Un año más tarde, la red de Comunicación por Comunicadores se constituyó en una realidad iberoamericana con presencia en siete países: España, Portugal, México, Colombia, Brasil, Perú y Uruguay. “Hemos optado por un modelo de negocio entre iguales. Hemos buscado empresas que se complementen y que generen valor en la suma de activos. Esperamos que este año se produzcan nuevas incorporaciones a la red para seguir creciendo en el ámbito de América Latina” expone Emma Cid, vicepresidenta y socia-directora de la firma.

Exploradores creativos

La compañía inició el año 2018 con la creación de una sociedad dedicada al negocio audiovisual. Esta iniciativa es un ejemplo de la apuesta por nuevos modelos de negocio comunicativo que se suma a la realizada anteriormente en el ámbito digital o en el de la gestión del conocimiento. “Somos conscientes de que el día a día sostiene el negocio, pero tenemos la misma certeza en torno a la innovación y al futuro de nuestra organización. En realidad, quince años más tarde nos sigue moviendo la misma idea: este sector se basa en las ideas de los exploradores creativos. Así que en 2018 seguiremos explorando y seguiremos agitando nuestra imaginación” explica Paula Carrera, presidenta de Torres y Carrera.

Compromiso real

En la actualidad el equipo de Torres y Carrera está integrado por más de 35 profesionales. “La empleada con mayor antigüedad es Alejandra Alonso, que empezó trabajando como becaria en 2004 y hoy es una excelente directora de cuentas”, apunta Xurxo Torres para ejemplificar el plan de carrera que ofrece la compañía. “Siempre hemos intentado generar valor en nuestro entorno y eso tiene que ver, tanto con la gestión del talento, como con el compromiso social que gestionamos a través de nuestra Fundación”.

Torres y Carrera fue la primera consultora de comunicación española que canalizó su RSC a través de una fundación propia: la Fundación Alba Torres Carrera, creada en 2004 con la misión de ayudar a niños en riesgo de exclusión social. En estos años, la Fundación ha ayudado a más de 500 niños con la adquisición de material escolar o la financiación de actividades extraescolares, ayudas al comedor o desarrollo de comedores de verano. En 2017, la FATC lanzó su primer programa de becas.