«Somos semente» es la nueva campaña de CRAEGA para «remover conciencias»

El Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia acaba de lanzar una campaña con la que pretende dar a conocer su marca de certificación de productos ecológicos de los operadores gallegos. Es la primera vez que este organismo pone en marcha una acción promocional a través de medios digitales y supone un gran reto para la entidad.

La campaña está concebida como un relato audiovisual de tres capítulos y su leitmotiv es grabar la marca CRAEGA en la mente del consumidor. Pero la intención de CRAEGA va un paso más allá y busca que los consumidores reflexionen sobre el estilo de vida que estamos llevando y cómo hemos llegado a una situación en la que de seguir así, los recursos naturales están en riesgo. Seguiremos presenciando cómo es el fin para muchas especies de animales, el plástico continuará invadiendo los océanos y la tierra no será fértil.

”Ahora que el debate sobre la sostenibilidad y el enfoque hacia un consumo más responsable está encima de la mesa, nos pareció el momento oportuno para poner en valor la labor de CRAEGA y visibilizar la producción ecológica de Galicia”, destaca Elva Otero, Responsable de Comunicación de CRAEGA, que prosigue: “es un trabajo firmado por la agencia gallega de márketing digital Roi Scroll.

Aquí podéis ver algunas imágenes de la campaña y su vídeo promocional: 

 

Canal Uno firma la creatividad de la nueva campaña del SERGAS contra la obesidad

El sedentarismo, las excesivas horas frente a las pantallas y la mala alimentación, con la ingesta excesiva de azúcares y de alimentos ultraprocesados como referencia, son los principales malos hábitos que se pretenden combatir con esta campaña contra la obesidad promovida por el SERGAS.

Canal Uno aborda el problema con una propuesta creativa conceptual. Sobre esta base construye un mensaje que pone el énfasis en la concienciación, jugando con dos elementos fundamentales: la incompatibilidad de los alimentos ultraprocesados con una dieta saludable y la necesidad de combinarla con ejercicio físico.

La campaña se contextualiza en el mundo de los videojuegos tan arraigado entre los más jóvenes, colectivo que representa una parte importante del publico destinatario. Un call-action en positivo, “Gánalle a partida á obesidade”, llama directamente a un cambio de actitud, reforzado con una metáfora visual que describe los riesgos de los malos hábitos y sus consecuencias: un paquete de “bollicaos” simulando una maza de dinamita cuya mecha se activa a través del mando de un videojuego.

La campaña se complementa con un desarrollo de piezas con aplicación a los medios, prensa, radio e internet.