Campaña de las plazas gallegas

Plazas de Pontevedra preparan una campaña con un casting especial

Las asociaciones de vendedores de las plazas de abastos de Cangas, Moaña, Bueu, Portonovo, Sanxenxo, O Grove, Vilanova de Arousa y Caldas de Reis harán esta Navidad una campaña publicitaria para tratar de recuperar clientes atraídos por los supermercados y captar a los más jóvenes, reacios a comprar donde lo hicieron siempre sus madres y abuelas. La campaña la lleva la productora viguesa Zinqin. Está buscando a los que serán protagonistas de los anuncios y lo hace en las propias plazas. Quiere pescantinas, carniceros o fruteros. Quiere que vendan experiencia, confianza y proximidad; que transmitan a los potenciales clientes que están para aconsejarles, venderles calidad y, si quieren, explicarles cómo cocinar lo que se lleven.

La elección de los tres protagonistas comenzó la semana pasada en los mercados de Portonovo, Sanxenxo y Caldas. Una selección de las grabaciones se puede ver en www.traballamosparati.com

Y hace unos días realizaron el casting en Cangas, una de las plazas más potentes del sur de Galicia. Coincidió, cuando grababan a Carmen González, que una clienta le pidió un euro de berberechos. El cámara acercó el aparato, pensando que el asunto iba a dar juego. La señora, a continuación, pidió a la pescantina media docena de mejillones y los quería gratis. La vendedora no se anduvo por las ramas. «O berberecho ten dúas cunchas; un come a de arriba, e outro, a de abaixo», le dijo. Ya para la cámara apuntó una de las diferencias de las plazas y los supermercados: «Se van comprar ao súper, unha raia que lle pasa, unha raia que lle cobran».

La caída de las plazas es alarmante. «La gente de mi edad ya no viene a comprar aquí», dice Rebeca Rodríguez, pescantina de 28 años, presidenta de la asociación canguesa.

La Voz de Galicia